El aliado perfecto para la fotografía de producto, softbox o caja de luz para fotografía, es un producto que se ha ido extendiendo cada vez más, gracias a un precio bastante asequible, y con el que se obtienen unos resultados bastante buenos.

Vamos a explicaros paso a paso qué es, cómo funciona, cómo elegir la que mejor se adapte a tus necesidades, y cómo utilizarla para obtener los mejores resultados. Empecemos por el principio.

 

¿Qué es una caja de luz de fotografía o softbox?

 

Softbox o Caja de luz para fotografía es una estructura de tipo caja, similar a un miniescenario, con paredes traslucidas, que se utiliza para iluminar un objeto de forma indirecta, mediante iluminación externa de focos, buscando una iluminación suave y óptima (generando unas sombras suaves), y poder realizar fotografías de productos con gran calidad.

Necesitaremos una iluminación externa para jugar con la luz y poder obtener el resultado que queremos. Con unos sencillos focos de luz blanca podemos conseguir una iluminación óptima para realizar la fotografía.

Muy útil también cuando a un producto queremos quitarle el fondo, ya que generamos fotografías con fondo blanco (o negro, o del color que queramos) y en edición (Photoshop) es más sencillo quitarles el fondo y dejar el producto sin fondo.

Este tipo de fotografía es muy útil para catálogos, bodegones, tiendas online, etc.

Existe la posibilidad de realizar nuestra propia caja de luz mediante reutilización de materiales como: caja de cartón (para la estructura) y papel vegetal/cebolla o tela blanca (para las paredes), una opción interesante para iniciarnos en este mundo a un coste casi nulo. Pero en este caso vamos a analizar las cajas de bajo coste que podemos encontrar en internet, como por ejemplo en Amazon.

 

¿Cómo elegir nuestra caja de luz?

 

Puntos a tener en cuenta:

  • Fácil montaje y desmontaje, y que ocupe poco espacio al guardarla.
  • Relación calidad/precio adecuada para lo que es.
  • Tamaño, dependiendo del tipo de objetos que queramos fotografiar.
  • Tipo de material.
  • Que sea portátil.
  • Que tenga varios fondos, en diferentes colores (mínimo blanco y negro).
  • La iluminación que debe llevar, si va integrada o va a parte.
  • Resultado de la fotografía que sea buena (aunque esto no lo sabremos hasta probarla). Importante ver comentarios y opiniones de otros compradores.

Existen un par de líneas definidas en cuanto a modelos de cajas de luz que podemos encontrar en internet. Descartando una línea más profesional, donde los precios se disparan, y enfocado a un público que se dedica profesionalmente a esto, encontramos una línea más económica, para realizar trabajos más esporádicos, con un precio asequible y un resultado bastante bueno.

Nos encontramos con dos tipos diferenciados de cajas, las de tela, y las de plástico.

 

Caja de luz de tela

Por un lado tenemos las cajas de tela, que son plegables y ocupan muy poco a la hora de guardarlas y transportarlas (estilo tienda de campaña de rápido montaje). Se trata de una estructura de varillas de metal, y cubierta de tela fina y traslucida, la cual deja pasar la luz, y difumina la luz de nuestros focos. Cuentan con varios fondos de tela ‘aterciopelados’, cada uno de un color diferente, por lo que tenemos un amplio abanico de posibilidades a la hora de poner un fondo a nuestro producto. Un consejo, lo mejor es plancharlos (con un trapo entre la plancha y el fondo), ya que vienen plegados y quedan muy arrugados para la fotografía, y una vez hecho esto guardarlo enrollados, no plegados.

A parte de la caja de luz en sí, necesitaríamos una iluminación extra. Existen focos específicos para este tipo de fotografía, pero por abaratar costes podemos comprar focos o flexos económicos de cualquier bazar, junto con unas bombillas de bajo consumo o led, de luz fría y potente. Aconsejaría 2 focos mínimo, uno para cada lado, y si puede ser un tercero que iría arriba, para conseguir una luz cenital. Estos focos debemos colocarlos alejados de la caja (no demasiado) pero para conseguir una iluminación lo más difusa e indirecta posible, para no generar brillos, y obtener unas sombras lo más suave posible.

Es una opción bastante válida para realizar fotografía de producto, además encontramos varios tamaños, hemos visto de hasta 120x120x120cm (para objeto bastante grandes), por lo que se adaptan a nuestras necesidades. Muy recomendable para objetos de cierto tamaño.

Os dejamos link a Amazon del modelo que hemos podido probar en otra ocasión > amazon

 

Caja de luz de plástico

Son la otra línea de cajas de luz, y en nuestro caso vamos a analizar este tipo de cajas, que creemos han tomado el protagonismo ultimamente.
Son de plástico blanco, algo traslucido, pero bastante más opacas que las de tela, por lo que la iluminación externa es algo más compleja, en este caso la iluminación es interior, mediante tiras led que ya van incorporadas. Después analizaremos si esto es positivo o negativo.

Nos decantamos por la caja de Amazon Zecti > amazon

Especificaciones:

  • Tamaño: 30x30x30cm
  • Iluminación: 2 tiras de luces regulables proporcionan una iluminación de hasta 700LM. Se fijan mediante imanes, por lo que son removibles.
  • Precio: 28,99€ (precio que tenía cuando lo compramos)
  • Fondos: 2, blanco y negro, no reflejan.
  • Otros: Domo superior desmontable para fotografías superiores.

Al abrirla nos encontramos con la caja plegada, las tiras led, y los dos fondos (blanco y negro).

Se montan y desmontan de forma fácil la estructura principal, ya que funciona todo mediante imanes, tanto los laterales, como las tiras led, que en nuestro caso probamos a ponerla en los laterales internos de la caja. Éstas se conectan a la luz mediante USB, y cuentan con un interruptor para enchufarlas, y un regulador para subir o bajar la potencia de los led.

Tras esto nos encargamos de colocar el fondo.
Cuenta con dos fondos, uno blanco y uno negro, suficiente para nuestro caso, pero esta vez son de EVA, no de tela, por lo que no vamos a tener problemas con las arrugas. Se enganchan en la parte interior superior de forma sencilla mediante unas pestañas, y queda todo bien encajado. Una solución, en general, que nos ha gustado bastante.

Es bastante intuitivo, por lo que en apenas unos minutos tendremos nuestra caja lista para ser utilizada.

Cuenta con un Domo o cúpula superior desmontable mediante velcros, desde la cual podremos realizar fotografías en ángulo cenital, bastante útil la verdad, para fotografiar el producto desde arriba.

Cabe destacar que el tamaño es bastante contenido, por lo que podremos realizar fotografías a objetos relativamente pequeños: joyería, monedas, relojes, etc. Este tipo de cajas no tiene modelos mucho más grandes (o por lo menos no hemos encontrado), imaginamos que por el tipo de estructura, ya que no sería estable en tamaños superiores, lo máximo que hemos encontrado es de 40x40x40cm (no la elegimos porque solo tenía una tira led). Para objetos más grandes recomendamos nuevamente la de tela.

Tras esto ya podemos pasar al siguiente paso, colocar el objeto a fotografiar, y prepara el equipo fotográfico. Nosotros contamos con el trípode Hama Star 61 y la réflex Canon EOS1200D con disparador remoto por cable. Esto ya depende de cada uno el equipo del que disponga, incluso con un smartphone de última generación podemos conseguir fotografías de gran calidad, debido al gran salto que han dado las cámaras duales.

 

¿Cómo realizar correctamente la fotografía de producto?

 

Os vamos a dar unos consejos para realizar correctamente las fotografías, siempre que usemos una cámara tipo réflex, o evil, donde tenemos opción de disparar las fotografías de forma manual. Todo esto siempre dependerá del objeto a fotografiar, un objeto brillante siempre será algo más complejo de enmascarar que un objeto mate, ya que los brillos y reflejos que genera dificultarán el proceso de iluminación del objeto, y nos dará un poco más de trabajo.
Esto es un tema muy extenso y no vamos a profundizar mucho, solo un pequeño esquema a seguir:

  • Elegir un fondo neutro, negro o blanco.
  • Una buena iluminación es imprescindible, debiendo difuminarla adecuadamente.
  • Utilizar un trípode y un disparador remoto, para evitar vibraciones de la cámara.
  • Disparar siempre en formato RAW, para su posterior revelado digital.
  • Colocar la cámara en modo manual.
  • Realizar un correcto balance de blancos, para que el resultado sea lo más fiel a la realidad.
  • Diafragma (f/): dependiendo de la profundidad de campo que queramos lograr ajustaremos el diafragma. Si queremos el objeto totalmente enfocado optaremos por un diafragma más cerrado (por ejemplo f/22). Si por el contrario queremos crear una sensación de desenfoque optaremos por un diafragma más abierto (por ejemplo f/5,6). Nosotros aconsejamos un término medio, a mitad de lo que nos permita nuestro objetivo (por ejemplo f/8 o f/11), los resultados suelen ser buenos.
  • ISO: siempre recomendado el ISO más bajo posible, generalmente un ISO 100, ya que como va a ser una escena bien iluminada vamos a tirar de trípode y disparador, no necesitamos forzar la ISO ya que pierden calidad, incluso posible aparición de ruido, totalmente evitable en este caso.

Una vez tengamos todo esto listo solo nos queda darle a nuestro disparador remoto, para así no tocar la cámara ni el trípode, para evitar vibraciones indeseadas y asegurar que el disparo es lo más nítido posible.

Aquí entra el punto de prueba y error. Aconsejamos realizar diferentes disparos, con diferentes parámetro, configuración de iluminación, y con diferentes posiciones del objeto, cuanto más material tengamos mejor para luego elegir las que más nos guste. Analizar este material e intentar tener en cuenta estos parámetros para realizar próximas sesiones de fotografías de productos.

Existe la posibilidad de conectar la cámara al PC o portátil y mediante un software poder en la pantalla directamente la imagen antes de disparar, incluso controlar los ajustes de la cámara. Esto ya es estudiar las posibilidades de nuestra cámara.

Tras esto cabe destacar que la edición posterior es casi obligatoria, para conseguir unos resultados mucho más profesionales, aquí es donde entra el formato RAW. Desde definir el nivel de blancos y sombras, hasta el retoque de imperfecciones del propio objeto. Aquí ya entra el nivel de exigencia del proyecto, el nivel de dificultad del producto, los conocimientos que tengamos de software de retoque y edición, etc. Para el revelado digital os aconsejamos el Lightroom (de Adobe), un software profesional, de uso no muy complejo para un usuario normal, y con resultados excelentes. Para un posterior retoque fotográfico o montaje publicitario de dicho producto ya deberíamos entrar en el mundo del todopoderoso Photoshop.

 

Aquí os dejamos una muestra del resultado de algunas fotografías:

 

Conclusión y opinión de la caja de luz Zecti de Amazon

 

El resultado en general es bueno si no somos excesivamente exigentes, ya que dependiendo del producto obtendremos mejor o peor resultado, y os explicamos por qué.

La iluminación de los productos debe ser buena para obtener los mejores resultados, y ésta debe ser lo más difusa posible, y en este caso, al ser iluminación interna, aunque las tiras led llevan unos pequeños difusores, no consiguen del todo su cometido, y obtenemos unos brillos en los objetos que no nos terminan de convencer, creemos que una iluminación externa sería más apropiada, por esto tal vez la opción de una caja de luz de tela y unos focos externos obtendríamos mejor resultados.

Pros:

  • Precio.
  • Portabilidad.
  • Montaje y desmontaje.
  • 2 tiras led incluidas.

Contras:

  • Iluminación insuficiente e interna, genera brillos y luz demasiado directa.
  • Tamaño, para objetos de cierto tamaño se queda corta.

Aun así, creemos que este tipo de cajas cometen perfectamente su cometido.
Son una opción muy recomendable para conseguir fotografías de producto con un cierto nivel. Creemos que es importante obtener buenas fotografías de los productos que nos interesan comercializar, ya que puede ser clave a la hora de la venta final. Por un bajo coste podemos obtener buenos resultados.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Tumblr
He leído y estoy conforme con la Política de Privacidad.