¿Qué es el SEO y cuáles son los pilares básicos para posicionar tu web en Google?
5 (100%) 5 votos

Si quieres saber exactamente qué es el SEO, en acceso te lo vamos a explicar de la forma más clara y sencilla posible para que despejes todas tus dudas, tanto de la pregunta anterior, como de las razones o motivos de invertir o no en este trabajo.

Y no sólo eso, te vamos a contar también toda aquella información extra que creemos imprescindible para controlar esta temática si dispones de un negocio online, quieres sacarle el máximo rendimiento y maximizar los beneficios. ¡Empecemos!

 

1- ¿Qué es el SEO?

Hoy en día cualquier persona dispone de un dispositivo móvil, pc o tablet, en la que puede acudir en busca del producto o servicio que necesita. ¿Cómo conseguimos que Google decida mostrarnos a nosotros antes que a nuestra competencia? Invirtiendo en SEO.

Las siglas SEO significan Search Engine Optimization, es decir, Optimización para Motores de Búsqueda o lo que, traducido a un lenguaje coloquial sería trabajar una web para que se posicione en los primeros puestos de los buscadores (Google, Bing, Yahoo, etc.).

Normalmente se trabaja alrededor de Google porque es el buscador más usado en la mayoría de países, sobre todo aquí en España donde el porcentaje de uso del mismo asciende hasta el 99%.

No es de extrañar que cuando trabajamos el SEO de una web lo orientemos a posicionarla en Google, ¿verdad?

Y suponemos que, tras tener esta información, habrás dejado de preguntarte “Por qué necesitas posicionar tu web en Google”. Hoy en día si no te pueden encontrar en Google es como si no existieras.

Y no nos referimos a encontrarte buscando tu nombre, quien busca tu nombre ya te conoce, nos referimos a que te encuentren buscando por ejemplo “fontanero en zaragoza” alguien que no sepa que tu empresa se dedica a ello.

Si quieres nuevos clientes, es la estrategia que necesitas.

 

2- Cuáles son los pilares básicos del SEO (para posicionarse en Google)

Veamos entonces, ¿qué partes o aspectos se deben trabajar en una web para conseguir nuestro objetivo final de posicionarnos en Google?

Para extraer los pilares básicos del SEO en el posicionamiento de una web debemos entender primero el funcionamiento del buscador…

 

2.1-¿Cómo funciona y por qué muestra antes unos sites que otros?

Google trabaja básicamente, 1º rastreando los millones de sites que están accesibles online a través de unos Robots llamados Spiders que pasan de uno a otro a través de los enlaces que hay en ellos; 2º almacenándolas en una base de datos enorme; y 3º ordenándolas en función de una serie de parámetros de los que hablaremos en el siguiente punto.

 

2.2-¿Cómo ordena Google las distintas páginas rastreadas?

No se sabe con exactitud. El buscador pretende evitar al máximo que profesionales como nosotros puedan falsear los datos y que los resultados que se muestren sean peores de los que se deberían mostrar.

Además, las actualizaciones del buscador son constantes, estamos hablando de alrededor de 500 al año: unas confirmadas y con nombre, otras sin confirmar pero cuyas consecuencias también se notan con fuerza en los resultados de búsqueda.

Os recomendamos este post de Tomás de Teresa, en el que nos mantiene actualizados de todos los cambios de forma muy detallada: Últimos cambios en el algoritmo de Google

A pesar de ello, entender sus objetivos y por tanto cómo pretende funcionar, es bastante fácil o lógico, si tenemos en cuenta las siguientes 2 premisas:

  • Los clientes de Google son los usuarios que buscan en su buscador, sin ellos no sería nadie, no seguiría en pie, por tanto quiere ofrecerles la información más adecuada a su búsqueda.
  • ¿Cómo vamos a conseguir que nosotros seamos los elegidos para aparecer por encima del resto de webs? Pensando en nuestros clientes, es decir, ofreciéndole efectivamente lo que buscan.

[piopialo vcboxed=”1″]“Ofrece a tus clientes lo que necesitan y conquistarás las primeras posiciones de #Google” vía @acceseo #SEO https://goo.gl/EQfq2V [/piopialo]

 

2.3-Pero, ¿cómo detectará Google que estamos ofreciendo a nuestro cliente lo que realmente busca?

Una vez tenemos claro qué es lo que nuestro cliente realmente necesita y sabemos responder a las dudas que tiene, debemos saber comunicarlo con destreza y que tanto Google como el cliente puedan verlo y valorarlo positivamente.

¿Cómo? Con los pilares fundamentales del SEO. Que podemos dividirlo en dos grandes bloques:

 

Bloque 1: Trabajo interno en la propia web (Trabajo On Page)

a. Arquitectura Web

Si pensamos de forma ordenada, la primera parte del diseño de una web es su estructura la cual debe ser lógica, entendible y que facilite el paso de un sitio a otro. Esto facilitará no sólo el camino de los clientes reales sino también el rastreo de la web por parte de los robots de Google.

Por ejemplo, en una tienda online de productos deportivos, podría tener distintas divisiones: por género (hombres, mujeres, niños); por tipo de deporte (futbol, baloncesto, fitness, etc.); por producto (zapatillas, pantalones, sudaderas…). Y estas divisiones se deben estudiar para conocer de qué forma será más fácil para el cliente.

Un buen consejo es fijarse en los grandes, ellos destinan grandes cantidades de dinero en este tipo de investigaciones, realizan test a/b con sus sites y, por tanto, podemos fiarnos de que su elección es la más apropiada.

Pero no se trata de copiar, cuidado. El contenido duplicado está penalizado por Google por lo que siempre es inteligente darle un toque final distintivo que nos diferencie y nos haga ser únicos.

Además de lo anterior, las URL deberán ser amigables, no contener parámetros y disponer de los niveles necesarios para que todos entendamos en qué lugar estamos. Por ejemplo, si nos encontramos trabajando una web de viajes, la estructura más lógica sería: nombresite.com/continente/país.

Otro punto que incluiremos en este apartado son los enlaces internos de la web. Seguimos con la misma premisa que anteriormente, deben ser lógicos. Por ejemplo, en un texto de una categoría de la web invitaremos al usuario a seguir navegando por otra categoría para ampliar información, ver productos relacionados, etc.

arquitectura-web-seo

b. Código HTML

En este punto tendremos especial cuidado en que la web sea limpia, que no tenga errores de escritura de código, que todo se cargue correctamente, que no queden líneas por cerrar, etc.

Este tipo de código no lo ve el ojo humano pero Google sí entonces, aparte de leer todos aquellos parámetros que introducimos pensando en él (title, meta description, robots, información sobre el idioma, la ubicación, etc.) revisa el porcentaje de texto que hay en relación a la totalidad código de la web, lo que nos lleva al siguiente punto…

c. Contenido

Como hemos visto en el punto anterior, Google mide el porcentaje de texto frente a código por lo que debemos conseguir que haya suficientemente texto como para que el buscador entienda que estamos aportando información suficiente al usuario.

Además, este debe ser 100% original, responder a las preguntas que pueda hacerse el lector, cumplir las reglas de acentuación y estar correctamente estructurado con un orden lógico: aprovechándonos de los códigos html que indican a Google qué es un título, qué es un subtítulo, qué parte del texto debe estar destacada gracias a las negritas, etc.

Por supuesto, debemos incluir palabras clave estratégicas dentro del mismo, es decir, todas las búsquedas semánticas o keywords LSI, relacionadas con el término principal a posicionar.

Si a todo esto le sumamos variables como un rebote bajo, un tiempo de permanencia en la web óptimo, tráfico desde medios sociales al publicar los contenidos y el incremento del tráfico directo desde usuarios ya conocidos (público fidelizado), conseguiremos poco a poco ganar nuestro puesto en Google y, lo que es más importante, mantenerlo.

Todo está controlado por los algoritmos Google Panda (contenido extenso, nuevo, original, sin errores de acentuación…) y Google Hummingbird (que consigue que sea capaz de identificar términos que formen parte de la temática de la que estamos hablando y busca conexiones entre los distintos conceptos – Búsqueda Semántica).

d. Navegabilidad

Para que un sitio web sea usable hay que conseguir un único objetivo: que el cliente obtenga fácilmente lo que quiere. Es un pilar que va en muy ligado con los anteriores pero que realmente se centra en la parte más visible de la web.

Para conseguir una buena navegabilidad debemos conseguir que el cliente reciba la información de forma rápida y que además pueda interactuar con ella de forma que nos beneficie a nosotros, es decir, que convierta.

Para esto necesitamos que tenga llamadas a la acción en la parte más cálida de la web (aquella en la que los usuarios permanecen más tiempo, que suele ser la parte de la web que ocupa la parte de la pantalla del usuario), formularios de contacto para quien necesite contactar, el teléfono con link ejecutable para que el usuarios desde dispositivos móviles puedan llamar directamente, etc.

e. Responsive

En último lugar, pero no por ello menos importante que los pilares anteriores, encontramos el requisito indispensable de que la web sea responsive.

Hoy en día en que navegamos por internet en cualquier lugar desde nuestros dispositivos móviles, no tener en cuenta las diferencias que presenta una pantalla de pc frente a una de móvil puede significar un freno en el posicionamiento y en los resultados de nuestro negocio en general.

Puedes ver cómo sería un buen diseño web, listo para trabajar el SEO, en uno de nuestros posts del blog: “Cómo diseñar Webs listas para SEO y para posicionar en Google”

 

Bloque 2: Trabajo externo a web (Trabajo Off Page)

El trabajo externo a la web, conocido como trabajo Off Page, incluye aspectos que no dependen del propio site pero aportan información relevante sobre él, es decir: el CTR de nuestros resultados de búsqueda (cuántas veces es elegido nuestra web frente a otras en el buscador, que el usuario haya seguido navegando por la web y no haya vuelto a la Serp, el tiempo de permanencia, etc.), el número y la calidad de los backlinks, las reseñas positivas en Google MyBusiness, las menciones en medios de comunicación, etc.

En SEO trabajamos sobre todo el Link Building, o incremento de los backlinks / enlaces entrantes, entre los que encontramos todos esos enlaces que apuntan hacia nuestra web de forma directa o indirecta (los que apuntan a los sites desde donde nos enlazan a nosotros), que hacen que nuestro dominio adquiera una popularidad tal, que Google entienda que nuestro contenido es muy interesante y que por ello nos enlazan, es decir, nos aportan un PageRank que nos ayudará a crecer en Autoridad y por tanto a competir con el resto de páginas que se estén posicionando. <>

Pero ¿cómo podemos conseguir enlaces para nuestra web? Los enlaces deben ser naturales, no comprados. Antiguamente, el PageRank sólo medía el número total de enlaces que apuntaban hacia una web y existían numerosas técnicas que ahora son conocidas como técnicas Black Hat por no ser demasiado legítimas y por tanto, cualquier enlace valía viniese de donde viniese.

Hoy en día Google ha mejorado su algoritmo Pengüin y ahora, aparte del número de enlaces, también tiene en cuenta la calidad de los mismos, es decir, que estén situados dentro de un contexto lógico y sean lo más naturales posible. Si a esto le sumas que provoque tráfico hacia la web, de diferentes tipos de anchors y de temática muy similar o relacionada, tendremos un enlace de 10.

 

3- Cuál es el mínimo de tiempo imprescindible para conseguir resultados

¿Cuánto tiempo se tarda en posicionar una web? Es una de las preguntas que nos hacen los clientes en muchas ocasiones y lamentablemente no es una pregunta que se puede responder a ciencia cierta. Nadie conoce el algoritmo de Google ni controla las acciones que está realizando la competencia.

En base a nuestra experiencia y a la de multitud de profesionales SEO que llevan años realizando pruebas, consiguiendo resultados y posicionando webs en Google, se dice que la media de tiempo suele ser de 6 meses.

En cualquier caso, deberán tener en cuenta que la competencia en Google son todas las webs que forman parte del buscador y que estén rankeando para el término de búsqueda utilizado así que, si en una búsqueda ven que hay 424.000 resultados como les exponemos en el ejemplo de abajo, significa que hay 424.000 webs compitiendo por la keyword “joyeros en madrid”.

competencia-seo

Si en algún momento conseguimos posicionar nuestra web en los primeros puestos del buscador y dejamos de trabajarla, tarde o temprano ese posicionamiento se perderá y tendremos que volver a invertir esfuerzos para lograr recuperarnos.

Por ello lo mejor es no dejar de trabajar la web y monitorizar a la competencia, para evitar que nos adelanten con alguna acción.

 

4- ¿Debo apoyar al SEO con otro tipo de acciones?

En un panorama virtual en el que el usuario es más activo que nunca, nuestra respuesta es SÍ.

Pongamos un claro ejemplo: un usuario busca “relojes lotus baratos” y llega a una tienda online que le convence pero, al ser la primera vez que la visita, no se fía demasiado y se dirige a su perfil de Facebook donde tendrán seguro reseñas de otros compradores y a Twitter para ver qué se habla sobre ellos y si hay alguna discusión de algún cliente descontento.

Si este usuario acude a las redes y encuentra que no se publica desde hace meses, creerá que la web está inactiva y seguirá su camino por otro de los resultados que Google le haya recomendado.

Además, hoy en día el tráfico que llega a la web desde canales sociales, puede ser un claro indicador para Google de que la web es interesante para el usuario.

Hay discusión entre los profesionales SEO entre si realmente el tráfico desde redes sociales mejora o no el posicionamiento y nosotros nos atreveríamos a decir que, aunque no sea de forma directa, sí lo es de forma indirecta ya que, si Google detecta que dicho usuario anterior termina convirtiendo en otra web, poco a poco dicho competidor ganará terreno a la nuestra y nuestro posicionamiento caerá.

 

5- Factores que pueden ser negativos para el SEO de tu web

Si has llegado hasta aquí sabrás que el patrón que une todas las tácticas y consejos recomendados arriba es la lógica y la naturalidad. Pero, al igual que hay tácticas que beneficiarán el posicionamiento de la web en Google, hay otras que lo perjudicarán. Os las enumeramos a continuación:

  • Contenido duplicado (tanto interno entre páginas de la propia web como con otros sites)
  • Canibalización (que varias páginas de la web luchen por la misma keyword)
  • Contenido pobre
  • Velocidad de carga demasiado lenta
  • Un incremento innatural de enlaces o de tráfico
  • Etc.

 

6- Qué herramientas son imprescindibles para realizar un buen SEO

Como agencia SEO especializada, las herramientas que nosotros usamos en nuestro día a día son las siguientes:

Analytics:

Herramienta imprescindible tanto para cualquier sector del marketing online como para vuestro negocio. Poder monitorizar todo lo que ocurre dentro de nuestro sitio virtual es la mejor de las bazas que cualquier empresa online puede aprovechar.

Google Webmasters Tools / Search Console:

Esta herramienta es otra de las imprescindibles. Se trata de lugar donde monitorizamos todo lo que ocurre con nuestra web en el buscador. En ella encontramos las veces que aparecemos en Google, el número de clics que obtenemos, nos informa de los errores que los robots encuentran, si nos hackean la web, las keywords por las que nos encuentran, etc.

Luego existen otras muchas herramientas, que nosotros usamos en nuestro día a día, como SemRush, Sistrix, Ahrefs, Magestic SEO, etc. , que ofrecen funcionalidades muy útiles y permiten obtener una visión general del proyecto bastante fiel a la realidad pero no vemos necesario recomendarlas a no ser que se vaya a trabajar el proyecto de forma muy activa y profesional ya que la inversión requerida para todas ellas es muy costosa.

Herramientas-SEO-Analytics

He leído y estoy conforme con la Política de Privacidad.