Publicar más a menudo en las redes sociales no implica una mayor interacción

En muchas ocasiones tendemos a pensar que más es mejor. Sin embargo, de acuerdo con los datos extraídos de un estudio recientemente publicado por Hubspot, una mayor frecuencia de publicación en las redes sociales no implica un mayor engagement por parte de los usuarios.

Determinar la frecuencia de publicación en redes sociales es algo esencial para una buena estrategia de marketing. Adecuar dicha frecuencia a cada una de las redes sociales y sus características específicas puede ayudarnos a lograr una mayor interactividad ya que, en efecto, a mayor cantidad publicaciones no obtendremos una mayor respuesta por parte de los usuarios.

social-media

Este estudio muestra cómo no existe una correlación entre la media de publicaciones y la media de interacciones que éstas reciben. Aunque podemos pensar que, cuanto más publiquemos, más posibilidades tenemos de llegar a nuestra audiencia, los usuarios valoran la calidad frente a la cantidad.

Esta tendencia es especialmente acusada en las empresas de un tamaño modesto, por lo que las pymes deberían tenerla especialmente en cuenta. En las marcas de gran tamaño y, por tanto, las más conocidas, sí encontramos una cierta correlación entre la cantidad de publicaciones e interacciones, algo que se puede deber a que su base de seguidores es mayor.

En general, los datos muestran que, en ocasiones, las empresas que publican con una menor asiduidad obtienen una mejor respuesta por parte de los usuarios, especialmente en sectores como el del comercio electrónico. Por tanto, podemos deducir que la frecuencia de publicación en redes sociales no es sinónimo de un mayor engagement, sino que este se logra con publicaciones de calidad, que atraigan al lector y logren no pasar desapercibidas.

Cada caso cuenta con sus especificidades, pero lo más recomendable es ir publicando contenidos de calidad periódicamente, sin saturar al usuario. Esto lo debemos tener en cuenta especialmente en redes sociales cuya página principal se actualiza con menor frecuencia, como Facebook, y podemos pasarlo por alto en otras como Twitter, ya que la gran actualización de los contenidos permite que podamos publicar con mayor frecuencia sin que este hecho resulte molesto para el usuario.

Lo más importante para que los contenidos publicados tengan éxito es que resulten interesantes para el público objetivo de nuestra empresa y nuestra base de seguidores en cada red social, se adapte a cada una de las plataformas y contenga elementos que enriquezcan su atractivo, ya sea a través de imágenes o vídeos.

La atención al cliente en las redes sociales

La presencia de las empresas en las redes sociales es una realidad y prácticamente se ha convertido en una cuestión imprescindible para el marketing en estos días. Abrir un perfil en las redes sociales más populares no es complicado, sin embargo, aprovecharlas al máximo para dar una mejor atención a los clientes es algo que resulta mucho más complejo.

atencion-cliente

Los usuarios cada vez son más exigentes con las empresas y, aunque comenzaron a dar su opinión en Internet de forma tímida, cada vez tienen más poder a la hora de generar opiniones, difundirlas e influir en la imagen de las marcas. Es indudable que la interactividad de la web 2.0 supuso un empoderamiento de los clientes, que ven como la repercusión de sus valoraciones y quejas ha aumentado exponencialmente.

Por ello, a la hora de crear un perfil corporativo en las redes sociales, es muy importante, además de elegir adecuadamente en qué redes sociales es apropiado que tengamos presencia, tomar consciencia de que éstas van a requerir de un adecuado mantenimiento. Aunque es evidente que los perfiles deberán estar actualizados y difundir contenido de interés para el usuario, también es vital saber tomar el papel de receptor y escuchar a los clientes.

Los comentarios, opiniones y valoraciones de los usuarios no deben caer en saco roto, algo que parece que sucede en muchos casos. Una respuesta adecuada en el momento idóneo – ya sea para dar información, responder a dudas o resolver conflictos – puede mejorar la imagen de marca, revertir opiniones negativas y mantener a los clientes satisfechos, generando un mayor engagement. Un cliente satisfecho, que además difunde que lo está, es siempre una victoria para nuestra imagen corporativa.

No obstante, muchas empresas siguen sin ser capaces de dialogar con los usuarios, a pesar de que ésta es una de las mayores ventajas de utilizar las redes sociales para la atención al cliente. En un mercado global, tan competitivo como el actual, las empresas con presencia en Internet deben ser capaces de satisfacer a sus clientes al máximo, ya que una de los métodos más efectivos de diferenciación es la excelencia en este aspecto.

¿Tienes alguna incidencia?

Cuéntanos qué ocurre
y nos pondremos con ello lo antes posible.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA, y la Política de privacidad y Términos de servicio de Google.
Sucríbete a
nuestra newsletter

para estar al día en el mundo online

¡Cuéntanos tus ideas!
+34 96 653 19 14
+info@acceseo.com
He leído y acepto la política de privacidad

Este sitio está protegido por reCAPTCHA, y la Política de privacidad y Términos de servicio de Google.