5 formas de conseguir visitas para tu web
5 (100%) 3 votos

Qué empresa no se ha preguntado alguna vez, ¿cómo podría conseguir visitas para mi web? Y es que el hecho de conseguir visitas a un sitio web que se ha lanzado es imprescindible.

Si lo comparamos con el mundo físico, el diseño y desarrollo de la web sería comparable a alquilar un local, decorarlo, darle forma y abrirlo al público. Pero, ¿quién lo visitará? ¿cómo podré atraer a gente a que venga y conozca mi producto para, posteriormente, comprarlo?

Una buena forma seguramente sería, antes de empezar, alquilar el local en una calle transitada, con lo que la visibilidad sería alta de entrada y luego además, decorar el escaparate de forma atractiva, interaccionar con la gente, repartir folletos, hacer campañas de publicidad, etc.

En el mundo online ocurre lo mismo, una vez diseñada y desarrollada la página web, hay que conseguir hacer llegar visitantes, posibles clientes, para que conozcan el producto o servicio ofrecido. Por este motivo, compartimos hoy algunos de los métodos con los que podemos conseguir visitas en nuestro sitio web, el cual, es un importante paso hacia la venta online. En otro artículo hablaremos también de cómo conseguir que estas visitas compren e incluso de afinar para que las visitas sean del perfil más adecuado.

Las 5 formas para conseguir visitas de las que vamos a hablar son:

SEO

Quizás una de las formas más reconocidas de atraer tráfico a una web. Lo cierto es que en los últimos años el posicionamiento web SEO ha pasado de ser un gran desconocido para muchas empresas a ser uno de los pilares fundamentales donde apostar para conseguir tráfico de calidad en una web. Esto es debido a que la mayoría de usuarios siguen utilizando un buscador para buscar la información que necesitan, así como los servicios que quieren contratar o los productos que quieren adquirir.

Resulta ya básico el hecho de finalizar una web y ponerse inmediatamente a trabajar el SEO para conseguir resultados no inmediatos, sino más bien a medio-largo plazo. Porque el posicionamiento web se va nutriendo tanto del buen trabajo dentro de la web (SEO on page) como fuera de ella (SEO off page). Y hay que tener cuenta también desde el primer momento que será necesario en los tiempos que corren que la web cargue de forma fluida y, a ser posible, en menos de 2 (o como mucho en 3) segundos y que se visualize de forma óptima en dispositivos móviles.

Además, el estudio de palabras clave y buenos contenidos dentro del sitio web resultarán vitales a la hora de conseguir una buena cantidad de tráfico.

Redes sociales

Las redes sociales son parte del día a día de mucha gente, donde se comparten fotografías, ideas, publicaciones y donde también tienen su presencia las empresas. Los usuarios pasan muchas horas delante de sus diferentes dispositivos conectados a las redes sociales, por lo que son un lugar más que adecuado donde realizar publicaciones para atraer tráfico a nuestra web.

¿En qué redes sociales? Pues resulta diferente para cada empresa y cada negocio, pero lo cierto es que Facebook, Instagram, Twitter o Linkedin son algunas de las más populares, pero también otras como Pinterest, Youtube, Google Plus y muchas otras pueden ser de utilidad según la estrategia.

La teoría para atraer tráfico es sencilla, crear publicaciones lo suficientemente interesantes para que los usuarios clicken y accedan a la web (Porque no olvidemos que el objetivo principal del uso y gestión de redes sociales va a ser atraer tráfico a nuestro sitio web). En la práctica, este trabajo es algo más costoso. Hay que trabajar bien los contenidos, con publicaciones atractivas donde buenos títulos y fotografías impactantes puedan hacer ganar ese click del usuario. Sin dejar de lado el hecho de conseguir que los usuarios vean la publicación, cosa que en algunas redes va siendo más y más complicada si no se paga.

Pero lo cierto es que si se consigue realizar un buen trabajo en las redes sociales, es un excelente lugar donde conseguir visitas.

Campañas de Google Ads

Las campañas de Google Ads (anteriormente conocidas como Google Adwords) son, sin duda, otra de las fuentes con gran reputación para atraer tráfico. Y lo mejor de todo, conseguir tráfico de forma muy rápida, casi instantánea. A diferencia del SEO, donde hay que ir realizando una serie de trabajos poco a poco para conseguir un buen posicionamiento orgánico, en las campañas de Google Adwords podemos estar visibles de cara al usuario en cuestión de minutos. Eso sí, pagando y pujando por las mejores posiciones para salir más arriba en los anuncios.

El problema de Adwords es que en el momento que dejamos de pagar, vamos a dejar de aparecer. Pero, aún con eso, es una herramienta de peso en la estrategia de marketing online de cualquier empresa y combina muy bien con las acciones de SEO, pues tiene precisamente las cualidades opuestas, como hemos comentado. Mientras que el SEO se va a trabajar poco a poco, no supone coste por click a Google y nos va a dar buenos resultados a medio-largo plazo, las campañas requieren de un estudio inicial pero se pueden lanzar rápidamente, suponen un coste por cada click, pero las visitas van a llegar desde el primer momento. Y después lógicamente habrá que ir optimizando las campañas según el resultado.

Campañas en Facebook Ads

Si no queremos simplemente estar en facebook, sino que además queremos tener una gran repercusión y que cada publicación llegue al máximo número de personas posibles, debemos apostar por la publicidad en Facebook, conocida como Facebook Ads. Es una publicidad hasta el momento muy rentable, fácil de configurar y que puede hacer que muchísimas más personas vean aquello que hace u ofrece nuestra empresa.

Y hay que hablar, sin duda, de la facilidad para filtrar y enfocar las campañas al público que deseamos. Simplemente seleccionando la ubicación (si procede), el grupo de edad o los gustos del público, así como desarrollar un contenido suficientemente atractivo como se ha comentado anteriormente.

E-mail marketing

El e-mail marketing sigue siendo hoy una herramienta muy utilizada por las empresas. Aunque parezca mentira, los envíos de correos electrónicos bien trabajados, siguen siendo rentables y pueden conseguir visitas y ventas, de una forma más personalizada y directa utilizando herramientas como Mailchimp.

¿Cómo? En primer lugar hay que conseguir una base de datos de correos electrónicos. Esto es algo que habría que realizar desde el primer día en la empresa, obtener las direcciones de e-mail de los clientes que acepten pertenecer a esa base de datos y poder segmentarlos al máximo. El caso ideal sería tener la base de datos siempre actualizada, conociendo los gustos del cliente, edad, localización, cada cuánto compra y toda aquella información que sea relevante, para luego trabajarla y poder ofrecer ofertas personalizadas y acciones donde sea fácil conseguir llevar al usuario de su bandeja de correo hacia nuestra web.

También existen otras formas de conseguir base de datos, como realizando sorteos en las redes sociales donde se pida de forma necesaria el correo electrónico para participar para posteriormente utilizarlo para enviar cierta información de interés.

 

Estas son solo algunas formas para conseguir tráfico y como se ha comentado al inicio, sería importante no solamente conseguir visitas sino conseguir visitas de usuarios a los que les interese nuestro producto y que además sean susceptibles de comprarlo. Es decir, clientes potenciales.

Porque conseguir visitas está bien, pero el objetivo es que conviertan y lleguen a contactar desde la web, a comprar o a realizar la acción provista en el sitio.

He leído y estoy conforme con la Política de Privacidad.