Los pecados capitales de no mantener tu página web actualizada

Son muchos los quebraderos de cabeza que nos va a dar nuestra página web cada día: tener los productos de la tienda online con el precio actualizado, optimizar las imágenes para que la web cargue rápidamente, artículos con contenido nuevo, resucitar algún post anterior cuyo tema vuelva a estar al día, realizar campañas de posicionamiento para estar siempre arriba y cerca de las zonas calientes de clic para obtener más clientes…

Siempre nos preocupamos que el contenido de la misma, así como su velocidad de carga, sean óptimos para que los clientes naveguen sin problemas y consigamos que nuestro negocio funcione correctamente. ¡Todos contentos!

Pero, aquí falta plantear otra parte muy importante dentro de una web; da igual si es una tienda online en Prestashop, una web realizada mediante WordPress, o una solución a medida (aunque en este caso en menor medida), tener todos los plugins, módulos y elementos de terceros actualizados es realmente fundamental dentro de tus desarrollos.

Tan importante es tener una buena campaña de marketing, como saber seleccionar e instalar aquellos componentes que nuestra página web va a necesitar para funcionar correctamente. Este proceso inicial de estudio, selección y desarrollo es una parte imprescindible para que la página web no presente errores, fallos o incluso reciba ataques en el futuro.

actualiza tu sitio de forma periódica

 

1. Si actualizas de forma regular obtendrás las últimas mejoras y novedades.

A medida que un equipo llega a unos hitos en el tiempo, se van añadiendo mejoras en la parte de diseño, se crean nuevas traducciones en los módulos, o se realizan mejoras en el rendimiento del plugin instalado. Todo esto son siempre eventos positivos para mejorar, ya que no solo te hacen a ti la vida más fácil, si no que mejoran la experiencia de navegación a tus clientes, y en definitiva va a ser un paso para mejorar.

 

2. Actualizar regularmente por si existen agujeros de seguridad.

Creemos que este es el punto más importante, tanto a nivel técnico como a nivel de experiencia de usuario. No debería de ocurrir si hay trazada una buena hoja de ruta durante el desarrollo de una aplicación, pero pueden existir alguna de serie de errores que hagan que tu web no esté a salvo de posibles ataques de hackers con no muy buenas intenciones, así como inyecciones de código malicioso en tu web, que puedan afectar al correcto funcionamiento de tu página.
Descubrir dichos fallos de seguridad y subsanarlos es la razón más poderosa para tener una web actualizada: nadie queremos que nos entren y nos urgen en nuestra propia casa ¿verdad?

 

3. Porqué no actualizar de golpe y con mucha diferencia en el tiempo entre versión y versión.

Recomendamos actualizar de forma periódica los componentes de tu página web: cada 15 días o cada mes.

No recomendamos realizar actualizaciones cada 3 o 4 meses: normalmente los desarrollos introducen mejoras cada cierto tiempo, e incluso modifican piezas de código que afectaban a la version inmediatamente posterior a la que estaba destinada, y las pequeñas mini actualizaciones reparan algunos contratiempos que puedan salir.

Actualizar con tanta diferencia en el tiempo, puede acarrear que el plugin de base no funcione, porqué durante ese tiempo se introdujo una pieza de código que afectaba al conjunto global del módulo, y luego no sepamos desde donde puede venir el problema.

Un ejemplo que podríamos poner fué cuando el plugin de formularios de contacto de WordPress Contact Form 7 pasó de la versión 4 a la 5, que ya requería de la nueva API de recaptcha. En la 5, se utiliza recaptcha 3, y el propio desarrollador ya avisaba de dicho salto, así que nos fuimos preparando. Ciertos clientes nos comentaban que cuando se tiraron meses después a lanzar la actualización no funcionaba correctamente el plugin de envío de formularios.

 

Tu web despegará si la mantienes constantemente actualizada

 

4. Revisar previamente si existe alguna incompatibilidad con otro módulo instalado.

En este punto hay que tener un poco de ojo a la hora de pulsar el botón actualizar. En algunos CMS, como WordPress, se nos avisa si un plugin es 100% compatible con la versión del núcleo de WordPress actual. En algunos casos, a los plugins les falta algunas piezas de código para ser 100% compatible con el core que acaba de salir, y su autor notifica que no nos fiemos que puede que salga algún problema.

Ahí están los casos de clientes que nos comentan que después de actualizar un tema o plugin nos dicen que la web se ha quedado en blanco, y que no funciona. Ese plugin no es compatible porqué se ha dejado de utilizar algún tipo de funcionalidad en la última versión de WordPress y es necesario actualizarla por parte de su autor.
Por eso recomendamos que primero actualicéis los que indican que son 100% compatibles con esa versión de WordPress y posteriormente actualizar los que falten.

 

5. No recomendamos la automatización de las actualizaciones.

Las actualizaciones automáticas son un método que quita mucho trabajo, ya que te permite no estar pendiente constantemente de tu página web y que sea ella la que se auto instale lo necesario cuando aparezca una nueva versión de algún módulo.

Pero esto puede daros algún dolor de cabeza. ¿No os ha pasado que actualizáis un módulo, a la versión x.0.3, a las 4 horas aparece la versión x.0.4 y 1 dia después aparece la versión x.0.5 de dicho plugin?

No tiene por qué ser así: a veces en temas de desarrollo puede ocurrir este tipo de versiones y especificaciones, y no suele ser la opción más común a la hora de lanzar actualizaciones de un plugin.

Esto ocurre cuando por la razón que sea se ha traspapelado algún componente, y se lanzan una serie de versiones intermedias, o bien son micromejoras que afectan a algún componente en concreto.

Algunas veces, entre actualización y actualización no funciona algún elemento, y falla la web. Es muy frustante el no saber por qué no funciona si encima está todo en la última versión.
Nosotros recomendamos que después de que salga una actualización (en el caso anterior la versión x.0.3) esperemos unas 12-24 horas aproxidamente para actualizar, desde que se presenta para actualizar, si es una actualización o mejora menor. Si es una consabida actualización de seguridad porqué ha habido un agujero de seguridad gordo que exponga tu web, en ese caso mejor actualizar para no dejar la web expuesta, los posibles errores menores los solucionarán seguro en las próximas horas.

También en caso de presentar una actualización mayor (pasar de versión 4 a 5), recomendamos que pase un dia, dos dias aproximadamente, pues en las primeras horas seguro aparecerán bugs o fallos que en las próximas horas se solucionaran.

 

6. Instalar plugins de confianza

Aunque este punto pueda ser una tontería, es equiparable a cuando realizamos compras online basadas en la confianza de las opiniones vertidas sobre un producto en concreto

¿Qué producto nos lanzaremos a comprar?¿aquél que vale 2 euros menos pero que nadie a opinado sobre él?¿o el que és 2 euros más caro, pero tiene muchas opiniones positivas de calidad, valor, etc…?

En el caso de instalar plugins que realice las funciones que deseemos ocurre exactamente lo mismo: buscad siempre aquellos módulos que tengan un recorrido en cuanto a uso y desarrollo por empresas y/o desarrolladores de confianza, y que aún esté mantenido en el tiempo de forma regular. Ver cuantas instalaciones tiene y si está regularmente actualizado.

No significa que un plugin que haya salido nuevo no sea mejor que uno que ya existe, pero normalmente (no tiene porqué ser siempre) el que más tiempo lleva en el repositorio habrá solucionado problemas que los nuevos puede que se encuentren más tarde.

 

Una web actualizada tiene mejor reputación

 

7. No instalar plugins de pago buscando en google la misma versión como free

Y este es el error que más quebraderos de cabeza da cuando se presenta el caso. Una web infectada que supuestamente tiene todos los módulos actualizados de la tienda, o de la página web.
En principio no hay ningún problema hasta que el plugin X de pago, hace cosas extrañas, y rebuscando entre sus entrañas descubres códigos evaluados maliciosos, inyecciones que afectan al core del CMS, etc.

Parece muy extraño si está actualizado dicho plugin a su última versión, pero te tiras las manos a la cabeza cuando descubres que el cliente ha instalado un módulo de pago que buscando por internet lo encontró gratis en una página que no sabe cuál es.

Este es el error más grave que se puede hacer: los hackers obtienen una copia del plugin en cuestión e inyectan código dentro del mismo para luego ofrecerlo gratis. Esto tiene un transfondo: utilizar los recursos de tu página web o del propio servicio donde está alojada la web para diferentes objetivos fraudulentos.

Aunque un módulo para tu tienda online valga dinero, recomendamos comprarlo: luego es más dinero intentando limpiar el producto infectado que lo que pudiera costar en un principio ese módulo. Y además, que los vendedores de dichos plugins ofrecen un soporte técnico.

 

Y por último …. ¡actualiza ya!

Así que, no hay excusas para no tener actualizada tu página web. Tendrás un sitio más eficiente y sobre todo, seguro. De esta forma tendrás mejor reputación online, y tanto tus clientes habituales como tus potenciales clientes tendrán ganas de entrar a comprar en tu tienda. Así de sencillo.
Y si no te aclaras de como realizar tu actualización, ponte en contacto con nosotros: nuestros técnicos te asesorarán con las dudas que tengas.

Comparte
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
¿Quieres más información?
Ponte en contacto con nosotros.
Jordi López
Jordi López
Ingeniero técnico informático de vocación, y evolucionario por obligación. Apasionado del mundo de la tecnología móvil y online

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter
para estar al día en el mundo online
¿Tienes alguna incidencia?

Cuéntanos qué ocurre
y nos pondremos con ello lo antes posible.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA, y la Política de privacidad y Términos de servicio de Google.
¡Cuéntanos tus ideas!
+34 96 653 19 14
info@acceseo.com
He leído y acepto la política de privacidad

Este sitio está protegido por reCAPTCHA, y la Política de privacidad y Términos de servicio de Google.