Hoy vamos a hablar sobre los conceptos básicos del SEO (Search Engine Optimization) o “Posicionamiento Web”. El SEO consiste, en resumen, en estar cuanto más arriba mejor en una búsqueda en Google (o cualquier otro buscador) para recibir más visitantes y posibles futuros clientes. En futuros artículos hablaremos de técnicas más avanzadas, pero en este caso, queremos asentar las bases para un buen posicionamiento de tu sitio web.

En primer lugar, la página web tiene que ser confortable y dinámica, para que el usuario esté todo el tiempo posible investigando todas las pestañas, le navegar por la web, y la recomiende a otras personas. El equilibrio más centrado entre una página moderna pero cómoda y con toda la información al alcance.

El sitio web tiene que ser útil. Porque si tenemos una web increíble, pero sin que aporte nada al usuario, no tardará más de unos segundos en cerrar la página y no volver. Se tiene que aportar información y cubrir todas las necesidades de búsqueda posibles.

Que los usuarios se sientan parte de la web es algo difícil de conseguir, pero que ofrece muy buenos resultados. Permitir una participación, tanto en comentarios, sugerencias, o incluso en creación del contenido resulta muy positivo y permite generar mucho movimiento. Dentro de este apartado podemos incluir también actualizar el sitio web cada cierto tiempo. Los buscadores premian el continuo cambio con mejores posiciones.

Centrarse en los textos y no en las imágenes ni animaciones es vital para los buscadores. El lenguaje HTML, CSS y JavaScript son los idóneos para combinar diseños y estilos concretos, sin perder la legibilidad del contenido para un buen posicionamiento. Utilizar tecnologías Flash, o imágenes como botones es de los peores errores de SEO que se pueden cometer.

Y continuando con aspectos técnicos, completar los campos META del código (META NAME, META DESCRIPTIÓN Y META KEYWORDS) suelen ser un empuje muy positivo a la de conseguir las primeras posiciones en un buscador. Complementar esto con una buena densidad de Palabras Clave (Keywords) en la web suele ser una buena combinación.

También es muy recomendable que ubiquemos nuestro negocio en Google Maps, puesto que, en búsquedas geolocalizadas, puedan encontrarte de manera automática y acceder a tu web directamente.

Por último, no olvidarse de las Redes Sociales es fundamental y muy importante para aumentar y sobre todo para mantener las visitas a tu sitio web. Además, técnicamente mejoran el SEO de manera notable. Hay que crear contenido por las redes más influyentes (contenido útil, no SPAM). Tampoco hay que olvidarse de colocar botones de acceso a los perfiles de las distintas redes dentro de la misma web, para que a los usuarios les sea más rápido y cómodo acceder a ellas y hacerse seguidores de nuestra empresa y marca.

Como pequeña aportación extra, comentar que el SEM (Search Engine Marketing) no suele ofrecer resultados tan buenos, pero si puede ser beneficioso tanto al principio (siempre que tengamos una buena web) o en campañas concretas. También se puede aplicar el SEM en anuncios dentro de las Redes Sociales, una técnica cada día más utilizada.

Imagen SEO

He leído y estoy conforme con la Política de Privacidad.