7 maneras de aplicar la inteligencia artificial a tu página web
5 (100%) 3 voto[s]

En los últimos años estamos observando un gran auge en la inteligencia artificial. Debido al boom del deep learning disponemos hoy en día de modelos predictivos más robustos y más generalistas pudiendo afrontar a día de hoy problemas que antes eran impensables. Los coches autónomos, los asistentes virtuales o los nuevos traductores de texto son sólo algunos de los ejemplos de las aplicaciones que tiene la inteligencia artificial hoy en día. No obstante, la inteligencia artificial puede ser aplicada para resolver prácticamente cualquier problema que se nos plantee. De esta manera, podemos aprovechar algunas de las ventajas que nos pueda aportar aplicándolas a nuestra web para potenciarla de alguna manera. Aquí os dejamos algunos ejemplos de todo lo que se puede hacer mediante la inteligencia artificial y aplicarlo en el diseño web.

 

Chatbots

Ya hace unos años que los chatbots están presentes en muchas webs. No obstante, la mayoría de estos chatbots solo son capaces de entender cosas muy concretas como podrían ser preguntas preestablecidas o respuestas de “sí” o “no”. Hoy en día, con el desarrollo del procesamiento del lenguaje natural en el campo de la inteligencia artificial esto cambia por completo.

Con el paso del tiempo se pueden desarrollar sistemas más capaces de entender una conversación con lenguaje natural. Gracias a ello, tenemos a día de hoy asistentes virtuales como Google Home o Amazon Alexa a los que podemos hacer preguntas sin tener que cuidar la forma de formularlas para que nos puedan entender. Mediante estas técnicas de inteligencia artificial se pueden implementar bots para nuestras webs que puedan realizar tareas bastante diversas aportando valor a la organización. Por ejemplo, se podrían realizar gran parte de las tareas del servicio de atención al cliente ofreciendo soluciones al cliente mediante el bot de manera totalmente automatizada y cómoda para el cliente.

 

Búsquedas inteligentes

También podemos observar de manera clara cómo la manera en que se realizan las búsquedas en internet está cambiando poco a poco. Ya no es necesario hacer búsquedas en google mediante palabras clave ya que, a día de hoy, su sistema de búsqueda es capaz de entender lo que le decimos de manera que podemos incluso directamente preguntar con lenguaje natural aquello que queremos saber o describir lo que queremos buscar. Esto ha sido posible gracias al desarrollo del procesamiento del lenguaje natural que proveen al software de búsqueda la capacidad de entendernos.

Estos sistemas de búsqueda pueden ser aplicados a nuestras webs para dotar a los usuarios de una mejor experiencia a la hora de encontrar lo que deseen. Además, de esta manera se podrían integrar los sistemas de búsqueda en chatbots basados en la inteligencia artificial para conseguir una interactuación con el usuario más personalizada o incluso realizar búsqueda por imágenes dónde los usuarios podrían buscar en una tienda online objetos que aparezcan en fotografías.

 

Análisis más completos

A menudo es difícil obtener datos de los usuarios acerca de la satisfacción sobre algunos productos o servicios. Por otra parte, se pueden desarrollar sistemas de inteligencia artificial que a partir de los comportamientos los usuarios en las webs sea capaz de determinar el grado de satisfacción de estos con la web o con sus contenidos. Se pueden recopilar multitud de datos como las páginas visitadas, el tiempo que le dedica el usuario a cada una, los comentarios que realiza… que analizándolos de manera convencional puede llevar mucho tiempo o incluso que no podamos obtener nada en claro. Mediante estos sistemas de inteligencia artificial podemos obtener análisis más completos de forma automática y ver los resultados de manera muy sencilla.

Resultado de imagen de web analytics

Accesibilidad

A día de hoy es también posible el desarrollo de páginas web más accesibles mediante la inteligencia artificial. Mediante técnicas como el reconocimiento del habla o el procesamiento del lenguaje natural, podemos dotar a nuestra web de una inteligencia extra y así interactuar con ella mediante nuestra voz, pudiendo de esta manera navegar por una web sin necesidad de utilizar nuestro ratón o teclado. Por otra parte, mediante el reconocimiento de gestos podríamos conseguir que personas con dificultades a la hora de usar los periféricos convencionales pueda navegar a través de nuestra web mediante gestos con las manos, la cabeza o incluso con la mirada, dotando a nuestra web de gran accesibilidad.

 

Llevar la experiencia de compra a otro nivel

Está claro que las tiendas online están ganándole terreno a las físicas a pasos agigantados. No obstante, las tiendas físicas siguen ofreciendo algunas cosas a los clientes que los eCommerces no son capaces de ofrecer. Por ello, hay muchos usuarios que son reacios a las compras online y prefieren ir a las tiendas físicas para ver mejor el producto y probárselo. La inteligencia artificial nos está poniendo cada vez mas cerca superar esta barrera. Algunas empresas como Zalando están apostando por el desarrollo de sistemas de inteligencia artificial que sean capaces de mostrarnos cómo nos veríamos con sus productos. Así podemos comparar de forma sencilla unos productos con otros y valorar mejor la opción de comprar el producto.

zalando

Muestra de cómo el software de Zalando aplica a una imagen una prenda de manera realista.

 

Recomendaciones personalizadas

Una de las aplicaciones de la inteligencia artificial mas extendida son las recomendaciones personalizadas. Mediante la inteligencia artificial podemos llegar a conocer al usuario que hay detrás de la pantalla para poder ofrecerle directamente lo que él quiere. De esta manera, en un eCommerce podríamos realizar recomendaciones a los usuarios completamente personalizadas basadas en multitud de factores como sus gustos, páginas visitadas, edad, localización, artículos ya comprados… Pudiendo de esta manera evitar recomendar a clientes productos que no le interesen y consiguiendo hacer recomendaciones mas eficientes. De una manera similar lo hace Amazon, recomendándonos de entre todos sus productos solamente aquellos que puedan ser de nuestro interés de manera bastante precisa.

 

UX más avanzado

De la misma manera que podemos recomendar productos a clientes de manera personalizada. Podemos extrapolar estas recomendaciones a cualquier tipo de contenido de una web. Conociendo los intereses de los usuarios podemos mostrar el contenido de nuestras webs de la manera que más le convenga a cada usuario sin necesidad de que nos lo digan, consiguiendo una experiencia de usuario más fluida y cómoda de manera sencilla.

En definitiva, aquí vemos una pequeña muestra de todo lo que la inteligencia artificial está aportando a día de hoy no sólo al mundo de la tecnología sino a nuestro día a día en general. Estamos empezando a convivir con la inteligencia artificial de una manera que nunca imaginamos y está cada vez más presente en todos los ámbitos. ¿Pensabas qué llegaríamos tan lejos?

He leído y estoy conforme con la Política de Privacidad.