La importancia de desarrollar un buen plan de UX para tu proyecto
5 (100%) 8 votos

Hola a tod@s.

En esta segunda entrada que realizo, os voy a escribir sobre algo un poco menos técnico, pero que no deja de ser importante a la hora de plantear y desarrollar un sitio, ya sea tienda online, web, etc.

La tan malograda UX o experiencia de usuario, la fea de la película. Pero me enfocaré en la parte de diseño y el apartado técnico, ya que la experiencia de usuario en sí es un ente bastante complicado de resumir y que engloba muchos otros aspectos a la hora de presentar un proyecto a un cliente.

 

Vale, no corras ¿podrías explicar un poco que es eso de la UX?

Una de las definiciones globales que más me gusta podría ser que “la experiencia de usuario es lo que siente una persona cuando está interactuando con un producto, ya sea digital o físico y que se ve afectado por elementos y factores ambientales”.

Me he quedado a gusto, ¿eh? Enfocándolo más todavía al aspecto digital, la UX sería el cómo se siente esa persona, pero interactuando con un sistema. Que web más fácil, no sé dónde comprar, esta app es más lenta que “el caballo del malo”, esto no funciona (no viene mucho al caso, pero viene implícito en el 90 y pico por ciento de quejas de un sitio cuando no te gusta). Este resumen incluye una página web, una aplicación web, una aplicación móvil o de escritorio…, básicamente cualquier tipo de interacción humano/dispositivo.

 

Ojo, que no hay que confundir la experiencia de usuario con la usabilidad …

Porque, aunque estén relacionados, no es lo mismo. UX es la experiencia, emoción, intuición y conexión que un usuario siente al usar un sitio o un producto, el feel. Mientras que la usabilidad es más acerca de la efectividad del diseño de un sitio y cómo usarlo de manera amigable. Podemos decir que la usabilidad es un componente clave de la experiencia general del usuario.

 

¿Existe la fórmula mágica para hacer una fantástica UX?

Pues no. No existe la piedra filosofal de la UX, a cada uno nos satisfacen cosas diferentes y que un producto puede tener a la mayoría contentos es bastante difícil.

Lo más importante que hay que recordar a la hora de diseñar e implementar tu sitio web o app, es que tú no eres tus usuarios. No asumas nunca que conoces lo que quieren o necesitan.

Entonces, ¿cómo se puede definir una gran experiencia? Intenta acércate a ellos, observa, escucha y pregunta.

 

¿Y por qué crees que es tan importante?

La experiencia de usuario es tan importante porque trata de satisfacer las necesidades del usuario, y un usuario satisfecho es la clave del éxito. Con la UX se intenta proporcionar experiencias positivas que mantengan a los usuarios atentos y que se vuelvan leales al producto o marca. Además, es más propicio para el éxito empresarial … y el tuyo propio.

 

¿Conoces métodos para dar un poco de caña a esto del proceso de UX?

Digamos que hay unos 8 pasos básicos para lidiar con la experiencia de usuario. Arremangaos que vamos al tajo:

 

  • Perfiles de usuario y personas

El primer paso en todo este proceso es conocer a tu audiencia. Esto te permite desarrollar experiencias que se relacionan con la voz y las emociones de tus usuarios. Para comenzar, querrás crear lo que se conoce como “una persona”: una representación semi-ficticia de tu cliente ideal basado en la audiencia que has investigado. No es el Tinder, tranquilo.

Cuando termines de trabajar con tu persona (o personas), tendrás el perfil de la (s) persona (s) con la que está hablando tu aplicación. Crear una persona consiste en sumergirse en el análisis de tu sitio y en otros datos de clientes mientras realizas entrevistas y encuestas tanto internas como externas (o como hacer que te odien tus compañeros de trabajo).

Incluso puedes hablar con audiencias “parecidas” que reflejen los mismos rasgos que tus usuarios actuales. Algunos de los rasgos comunes que deberías considerar al desarrollar tu persona incluyen:

  • Demografía (edad, ubicación, estado familiar, carrera, etc.)
  • Personalidad (introvertida, extrovertida, creativa, etc.)
  • Motivaciones (miedo, incentivación, poder, etc.).
  • Y cualquier tipo de información que te ayude a conocer a tus usuarios.

Estas entidades de personas te tomarán (y deberían tomarte) un tiempo para desarrollarse. Hay muchos pasos que se deben seguir para asegurarse de que tienes una mejor comprensión de ese ente. Y ten en cuenta que pueden cambiar a lo largo del tiempo y que las base de clientes evolucionan (hoy tu cliente trabaja para X y mañana le entran Y clientes diferentes, por ejemplo).

 

  • Testeo de la interfaz

Cuando creas una interfaz de usuario, cuantos más datos puedas recopilar, mejor. Lleva a cabo un estudio para comparar la efectividad y la calidad de la experiencia entre diferentes interfaces de usuario, incluido tu sitio actual tal y como se ve.

Algo tan pequeño como cambiar una sola palabra, o el color de una fuente, podría afectar a la efectividad de tu página. Una poderosa herramienta para probar la interfaz es la plataforma Optimize de Google.

Con Optimize, puede dividir las impresiones de tu sitio web en dos grupos y mostrar a cada uno de estos grupos una versión diferente de las páginas de tu sitio (A/B Testings). Una vez que tengas un tamaño de muestra estadísticamente significativo, puedes ver qué versión está superando a la otra y hacer los ajustes correspondientes.

 

  • Encuestas de usuario

Va, que ya va quedando poco …. Ahora, entrevista a los usuarios existentes y potenciales del sistema para obtener una idea de cuál sería el diseño más efectivo. Debido a que la experiencia del usuario es subjetiva, la mejor manera de obtener información directamente es estudiar e interactuar con los usuarios. Un elemento de la página que pensabas que estaba funcionando muy bien, el botón de la app que pensabas que era superefectivo, podría parecerle completamente invisible a tu usuario final, por lo que una vista de primera mano de la forma en que interactúan con el sitio web puede proporcionar información valiosa.

Analiza a las personas de tu público objetivo cuando realices estas encuestas, ya que su propio grupo puede interactuar con el sitio web de manera diferente a las personas a las que deseas llegar. Haz preguntas como: ¿Cómo te hace sentir el sitio web? ¿Dónde te confundiste? ¿Cómo harías una compra? ¿El idioma te dice algo? Es posible que te sorprenda con la cantidad de comentarios constructivos que vas recibir.

 

  • Utiliza diagramas de flujo

Haz un diagrama de flujo que muestre cómo deben moverse los usuarios a través del sistema. Comienza por decidir cómo esperas que se muevan a través del sitio, luego compáralo con la forma en que realmente interactúan con él. Las personas de usuario de antes te ayudarán aquí: cuando entienda el perfil del usuario en el sitio web, podrás planificar mejor la experiencia óptima para ellos.

Además, una serie de herramientas analíticas pueden permitirte ver cómo los usuarios se relacionan con tu página en tiempo real. Plataformas como Mouseflow pueden incluso rastrear dónde se encuentra el mouse de un visitante en la página en un momento dado. También puedes ver mapas de calor de las áreas en la página que atraen la mayor atención.

Cuando hayas aprendido cómo las personas usan el sitio, entonces ponte a cambiar las cosas. Las aplicaciones más efectivas son aquellas que hacen que la experiencia del usuario sea una prioridad máxima.

 

 

  • Mapas del sitio o aplicación

Una vez que hayas estudiado el flujo de usuarios que esperas, es esencial realizar una planificación exhaustiva. Comienza por construir un mapa del sitio para las páginas que deseas crear. Un mapa del sitio es una jerarquía claramente organizada de todas las páginas, subpáginas y apartados del sitio o aplicación.

La creación de un mapa hace que sea más fácil imaginar cómo un usuario podrá ir desde el punto A al punto B, y cuántos clics realizará. En lugar de implementar cambios estructurales una vez que se construye el sitio, un mapa ayuda a tu equipo a eliminar las malas ideas rápidamente y, al mismo tiempo, te muestra toda la estructura que eventualmente necesitarás para diseñar y escribir contenido. Es una buena herramienta para agregar eficiencia al proceso de creación de sitios web.

 

  • Prototipos y wireframes

Los elementos visuales de cada página son tan importantes como la estructura del sitio, así que invierte tiempo en crear wireframes, que son guías visuales que representan el marco esquelético y brindan una vista previa de la apariencia del proyecto. Con un marco visual, puedes eliminar los problemas de usabilidad antes de que cualquier página llegue a la pantalla. Esto puede ahorrarte tiempo de desarrollo para realizar los ajustes necesarios en el futuro.

Una herramienta que ayuda es Adobe XD (no, no me pagan por anunciarlo, lástima). Seguro que hay muchas otras, pero por experiencia te diré que solo necesitarás un lienzo, un marcador y muchas ideas de diseño y contenido para comenzar. Una vez que el diseño se ve bien en tinta, te montará un enlace con un prototipo interactivo que muestre cómo se verá en vivo. La mayoría de las veces, lo que faltará será que el equipo haga pocos ajustes durante el siguiente paso creativo.

 

  • Patrones de diseño

Los patrones brindan consistencia y una forma de encontrar el diseño más efectivo para el trabajo. Con los patrones de diseño de la interfaz de usuario, por ejemplo, seleccionar los elementos correctos de la interfaz de usuario (por ejemplo, pestañas de módulos, rutas de exploración, presentaciones de diapositivas) para ciertas tareas basadas en su efectividad conduce a experiencias mejores y más familiares.

Una herramienta que te brindará una valiosa ayuda para mantener la consistencia de la interfaz de usuario, son los mosaicos de estilo. Los mosaicos de estilo son entregables que muestran el diseño de todos los módulos en un sitio, hasta los tamaños y colores de fuente. Este documento incluye cosas como botones, diseño de tipos e incluso interactividad. Los mosaicos de estilo aseguran que el usuario tendrá una experiencia fluida en todo el sitio para poder reconocer mejor cómo interactuar con los elementos del sitio.

 

  • Seguir unas guias de estilo

La consistencia es fundamental para diseñar una experiencia de usuario buenísima a través de una marca. Las guías de estilo brindan a los escritores y diseñadores un marco en el cual trabajar al crear contenido y desarrollar un diseño, y también aseguran que la marca y los elementos de diseño se alineen con los objetivos del propietario.

Haz que esa guía de estilo sea fácilmente accesible para cualquier persona que trabaje en un nuevo sitio web. Un elemento en una página que no coincide con la imagen o la voz de tu marca puede ser una espina clavada en todo el trabajo realizado. Si no tienes una guía de estilo, considera en crear una, en serio. ¡Te sorprenderás de lo útil que será, incluso más allá del diseño de UX de la aplicación!

 

 

Zzz… Vale, y después de este rollo, ¿cómo me va a ayudar a cumplir mis objetivos?

 

  • Te ayuda a averiguar cómo es tu audiencia

Una vez que descubras tus metas, puedes enfocarte en tu audiencia. La mejor manera de hacer esto es investigar tu base de clientes y crear personas.

Un sitio web puede tener múltiples personas y cada persona puede tener diferentes antecedentes, personalidades, necesidades y objetivos finales.

Éstos son el público objetivo, y hay que descubrir lo que necesita para lograr la mejor experiencia posible que les permita cumplir sus objetivos, comprometerse con el sitio y, finalmente, convertirse en un cliente potencial. El verdadero éxito de tu aplicación se produce cuando descubres cómo hacer felices a los usuarios y a las partes interesadas.

 

  • Te ayuda con la organización y la creación de contenido

Conocer tus objetivos y tu público objetivo te ayudará a imaginarte qué será exactamente lo que las personas están buscando cuando te visitan. Esta información influirá tanto en el mapa del sitio como en la estructura de la página.

Debes de saber lo que la gente está buscando, no puedes simplemente dejar un diseño curioso y bonito y ya está, sitio hecho. La verdadera razón por la que las personas van a visitar tu página web es porqué están buscando cierto tipo de información que les puedes dar, y tiene que ser de interés para ellos.

Por eso el contenido es tan importante. Si tu audiencia no obtiene algo útil de tu sitio, lo encontrarán en otra parte. Que crudo, pero que simple. Que esta afirmación se te quede.

El contenido de tu sitio web implica esencialmente dos cosas: primero está la voz y segundo el tono. Esto es esencialmente cómo vas a hablar con la gente. ¿Eres divertido y juguetón, inteligente e informativo, charlatán o directo al grano? Se trata de la marca de tu cliente y cómo la gente ve la empresa. El contenido también implica lo que dices. Esto puede parecer fácil, pero es arte en estado puro. Las personas tienen períodos de atención cada vez más cortos, y más y más opciones. Tienes que ser único y hacerte oír.

Con esto en mente, debes involucrar a las personas rápidamente y darles la información que necesitan sin dudarlo. Esto es más que solo el texto del párrafo. Se trata de titulares, botones, iconos e incluso metadatos intuitivos (las cosas ocultas en el código que ponemos los frikis de esto de la informática).

 

  • Te ayuda a ahorrar dinero

Toda esta planificación que estás realizando te aseguro que no quedará en saco roto. Si se hace bien, tu sitio puede tener un impacto duradero. Tomando decisiones inteligentes basadas en la investigación realizada en la aplicación que estás realizando, harás que esta tenga una “vida” más larga: más que si dejaras caer algo y lo presentaras.

Si deseas realizar un diseño iterativo (repetitivo), puedes aprender de tus decisiones anteriores y del rendimiento del sitio, realizar mejoras continuas, en lugar de centrarte en un rediseño tras otro que solo te hará gastar más dinero.

 

  • Y cómo no … ayuda a ganar dinero

No dejemos de lado lo obvio, queremos que se gane dinero con el producto del cliente y que esté contento, si no nos esforzamos tanto.  Al realizar una investigación y planificación, puedes crear un sitio web que funcione tanto para sus potenciales clientes como para la organización.

Si conoces a tu cliente, necesitas llegar al lugar correcto. Cuando esto suceda, obtendrás un gran retorno de todo el tiempo y el esfuerzo invertidos en la construcción de la aplicación.

 

 

Y para despedirme de vosotros, una pequeña conclusión

Como ya he dicho antes de tanto parrafazo, UX es un arte en sí mismo. Inicialmente no podrás predecir a ciencia cierta cómo será percibida la aplicación o página web que desarrolles. Lo que si puedes hacer es utilizar herramientas para tomar las buenas decisiones durante el proceso de diseño. No pares de hacer / rehacer / deshacer / destruir / maldecir… wireframes, mock ups, prototipos y testearlos.

No hay nada más importante que dar con la tecla que haga que el usuario encuentre ideal el hecho de utilizar la aplicación, y que la encuentre cómoda, fácil y amigable.

Si deseas garantizar una gran UX, debes de aprender a cumplir los deseos de tus usuarios, con el mínimo esfuerzo.

 

 

He leído y estoy conforme con la Política de Privacidad.