5.0
01

El comercio electrónico es un sector que crece imparable, gracias al aumento de la confianza de los consumidores que, cada vez con mayor frecuencia, optan por realizar sus compras cómodamente desde sus ordenadores o dispositivos móviles. Sin embargo, la mayoría de las tiendas online acaban cerrando antes de cumplir tres años. La abundancia de este tipo de comercios, junto con la globalización, que implica la posibilidad de adquirir un producto en una tienda que se encuentre en cualquier lugar del mundo, hacen que la competencia en el sector sea feroz.

Para evitar el fracaso de tu tienda online puedes llevar a cabo varias acciones. En primer lugar, debes tener un plan bien establecido antes de lanzar el sitio web de tu comercio. Realiza un estudio de mercado, conoce en profundidad a tu competencia y busca tu nicho de mercado. Si, tras realizar estos pasos, sigues considerando que tu e-commerce es viable, lo siguiente será plantear una sólida estrategia de marketing online.

En este sentido, muchos de los empresarios que se lanzan a vender por Internet lo hacen porque previamente cuentan con experiencia o todavía disponen de un comercio físico. A pesar de lo útil que pueda resultar esta experiencia, es necesario tener en cuenta que las exigencias de uno y otro tipo de comercio son muy diferentes. El simple hecho de abrir una tienda online no implica que los potenciales clientes conozcan su existencia, tal y como pasaría si ubicáramos una tienda física en una calle por la que transitan nuestros potenciales clientes.

Por tanto, en Internet lo importante es que los potenciales clientes sepan de nuestra existencia y, con este objetivo en mente, debemos diseñar una estrategia de marketing online, que pasará por distintas etapas a medida que nuestra tienda se vaya consolidando.

¿Cómo llega el cliente a saber de la existencia de mi tienda?

redes-sociales

Las redes sociales

Al hacerte esta pregunta, verás que existen diferentes vías para llegar a tu público objetivo. Por una parte, una de las más populares son las redes sociales. En este artículo te explicamos cómo elegir en qué redes sociales tendrá presencia tu empresa. Básicamente, debes estudiar el perfil demográfico de los usuarios de cada una de las redes sociales, identificar en cuáles está presente tu público objetivo y determinar si podrás mantener una presencia constante en el tiempo.

Una vez definido esto, recuerda que siempre debes tener en mente qué mensaje quieres transmitir, cuál es la identidad de tu empresa y cuál es tu ventaja competitiva – aquello que hace que tu tienda sea diferente de las demás –. Los contenidos que publiques en las redes sociales deberán transmitir esta identidad de una forma coherente. Además, recuerda que las redes sociales se basan en la interacción, así que intenta dar el mejor servicio posible a los usuarios que se pongan en contacto contigo, fomenta el diálogo y resuelve sus dudas e incidencias de la manera más eficaz posible. Un cliente satisfecho siempre vuelve.

A través de las redes sociales, además, los usuarios pueden compartir tus contenidos y ayudar a difundir la existencia de tu comercio. El boca a boca sigue siendo una fuente de confianza y anima a los usuarios a realizar compras en determinadas tiendas, así que intenta que tus clientes queden satisfechos para que hablen bien de tu tienda online.

seo-google

Los buscadores

Además de la difusión en redes sociales y el boca a boca que puedan hacer los propios usuarios, en muchas ocasiones los clientes recurren, en primer lugar, a los buscadores para encontrar tiendas virtuales que vendan los productos que buscan, y tienden a confiar en los sitios web que aparecen en las primeras posiciones de los resultados.

En este sentido, Google sigue siendo el buscador por excelencia, por lo que un buen posicionamiento en Google puede marcar la diferencia a la hora de determinar si tu comercio electrónico será un éxito.

Por ello, invertir en SEO – las siglas de Search Engine Optimization, también llamado posicionamiento web – es una parte crucial en una buena estrategia de marketing online. Los usuarios encontrarán con facilidad tu tienda cuando busquen un producto concreto, así que un buen posicionamiento, básicamente, te proporcionará un cierto flujo de clientes potenciales que, además, estarán buscando un producto que ofreces, lo que facilita que su visita a tu sitio web se pueda convertir en una compra.

Un buen posicionamiento puede condicionar el éxito de tu tienda porque evitará que tu tienda online se pierda en la abundancia de comercios electrónicos en la red, le dará repercusión, fiabilidad de cara a los clientes potenciales y, además, es un mecanismo para mejorar la competitividad de tu negocio. En conjunción con una estrategia adecuada en las redes sociales, el SEO puede ser la forma de destacar y diferenciarte y, en resumidas cuentas, de promover que tu tienda online acabe consolidándose.

 

He leído y estoy conforme con la Política de Privacidad.